Twitter Club RACC Facebook Club RACC
CATALÀ
CASTELLANO
F1 Y BARCELONA
Pedralbes, Montjuic, Circuit de Barcelona Catalunya
Es la cita con los mejores pilotos del mundo y las escuderías más potentes. Los monoplazas que veremos en pista durante el Gran Premio de España de F1 en el Circuito son la muestra de la tecnología más avanzada en diseño, materiales y concepto en la competición automovilística. Velocidades punta de 305 km/h, fuerzas G laterales de -4.0, discos de frenos a 1.200 ºC, freviatges.racc.catnadas instantáneas pasando de 300 a 100 km/h, dos zonas para activar el DRS y hacer adelantamientos. Serán cuatro días de pasión deportiva en el Circuito viviendo la lucha por la pole y la carrera, donde el selectivo trazado catalán hará la criba de los monoplazas y que marcará el resto de la temporada, el año que todos ellos llegan sin haber hecho ningún día de test en Barcelona. Toda una incógnita que descubriremos el domingo 11 de mayo.
Pero la relación de Barcelona con la F1 viene de lejos… te explicamos la historia.
Por Jordi Mateu
Circuit de Barcelona — Catalunya
VIVE LA EMOCIÓN DE LA F1 CON EL RACC
Gran Premio de España de F1
Del 9 al 11 de mayo de 2014

Descuentos
RACC Master y RAKK 4U
Cómo idea era perfecta. Se cerraba el círculo. La montaña mágica de Montjuic sería escenario de los JJ.OO. 1992 y la capital catalana tendría la relación con la F1 que ya había vivido en Pedralbes y el mismo Montjuic. Todo estaba previsto para acabar el Circuit de Cataluña allá por el verano de 1992 y tenía que ser un Gran Premio llamado Gran Premio Olímpico. Después podría coger el relevo de Jerez que finalizaba su contrato con el Gran Premio de España. Pero todo cambió a finales de 1990. Bernie Ecclestone proponía al presidente del RACC, Sebastià Salvadó la posibilidad de ser sede del Gran Premio de España un año antes. Y cuando Bernie ofrece algo no se puede tardar en decir sí. Empezaba entonces un esfuerzo titánico para finalizar las obras del Circuito y tenerlo terminado en septiembre del 91, casi un año antes de lo previsto. Fueron dos años en los que llovió mucho, dificultando el movimiento de tierras
y todo el proceso de construcción. Y sería también la lluvia la acompañante del apasionado público decidido a ser el primero en vivir la F1, recuperada para quedarse. Muchos de los que asistieron todavía recordaban Montjuic, espectadores de los dos últimos Grandes Premios de 1973 y 1975 como el que firma este reportaje y que en casa habíamos oído hablar del duelo Nuvolari y Caracciola en Montjuic, o el de Pedralbes, con Fangio y su victoria usando una estrategia diferente a la de sus rivales de Ferrari, o lo habíamos leído en la revista Club en la que un agradecido Jochen Rindt envió al RACC una reproducción en oro del guardarraíl que le salvó la vida en Montjuïc en 1969. Y es que la seguridad y las estrategias siempre han formado parte de la F1. Estas son las cinco mejores carreras disputadas en el Circuit de Barcelona-Cataluña, añadiendo dos vividas en los trazados urbanos de Pedralbes y Monjuic.
1951 PEDRALBES
Fangio, comienza la leyenda
Circuito de Pedralbes. Ascari (Lancia, 34) Fangio (Mercedes, 2) el ganador Hawthom (Ferrari, 38) y Scjhell (Maserati, 24) en el GP de Barcelona 1954
Si nos centramos en la F1 moderna que empieza durante la década de los 50, Barcelona vivió dos carreras en Pedralbes los años 51 y 53, organizadas por la Peña Rhin, en un trazado urbano de 6,308 km formado por las calles de la Diagonal, la carretera de Esplugas, la avenida de Pedralbes y las calles Manuel Girona y Numancia. La del 51 fue una carrera épica de estrategia en un final de temporada de lucha entre Ferrari y Alfa-Romeo. Fangio (Alfa-Romeo) lideraba el campeonato por tres puntos por delante de Ascari (Ferrari) pero los de Maranello eran los favoritos con nombres como Froilán González,
Luigi Villoresi o Piero Taruffi. Ferrari montó unos neumáticos de 16 pulgadas considerando que irían bien para el potente motor de 4,5 litros. Una vez iniciada la carrera, Ascari es líder y Fangio fuerza el ritmo para vaciar el depósito cuando antes mejor, más tarde cambia los neumáticos por unos de 18 pulgadas más adecuados por el abrasivo asfalto de Pedralbes y lo hace cuando Ascari ya había parado. Fangio entonces, sin bajar el ritmo y con la ligera Alfa se anota la victoria y su primer título. En aquella época también la estrategia era importante.
1973 MONTJUIC
Chapman, Lotus y Fittipaldi, el triángulo perfecto
1/2 — Circuito de Montjuic. Jim Clark en el GP Barcelona 1968
2/2 — Circuito de Montjuic. Graham Hill, Jackie Stewart y Jim Clark en el GP Barcelona 1967
Después del accidente en Le Mans, en 1954, donde murieron más de 80 espectadores, la seguridad afectó a los circuitos urbanos considerados demasiado rápidos y ya no son admitidos en el campeonato. Pedralbes cae de la lista. Pero como Montjuic había seguido su vida con carreras de todo tipo, turismos, resistencia de coches y de motos, etc., cuando llegó el turno de los modernos monoplazas alternó con el Jarama. De los cuatro años vividos en Montjuic queda en el recuerdo la carrera de 1973, con la colorida y sonora presencia en las gradas de la banda militar de un barco brasileño que celebró
la victoria de Emerson Fittipaldi y su Lotus JPS. Si ahora se habla de Brown o Newey entonces el genio maravilloso era Colin Chapman, propietario e ingeniero al frente de su propia escudería. La carrera vio la lucha entre los dos Lotus y los dos Tyrrell (Stewart-Cevert). Descartado Stewart por problemas de frenos y Peterson por problemas en la caja de cambios, Cevert inició una persecución del Lotus del brasileño que tenía una rueda que perdía presión. No lo pudo atrapar por poco.
1991 Duelo en ok corral
Circuit de Barcelona Catalunya. Duelo entre Senna y Mansell en el GP de España 1991
Para el Gran Premio de 1991, todo era nuevo. Principalmente, la ilusión de volver a tener la F1 en casa. Aquella carrera se hizo en septiembre, tradicionalmente época de lluvias en la comarca y ésta no quiso faltar a la cita. A falta de dos carreras el título estaba entre Senna (85) y Mansell (69). Nigel Mansell llegaba con el hacha de guerra en la mano, después de haber sido excluido del GP anterior en Estoril por haber cambiado las ruedas fuera de su box, en medio del pit-lane. La primera línea de la parrilla fue para Berger con McLaren Honda y a su lado Mansell con el Williams Renault. A pesar de que desde el jueves la lluvia había estado presente, la salida se hizo sobre seco. Ayrton Senna que salía tercero junto al compañero de Mansell, el italiano Riccardo Patrese, arranca bien y se pone primero pero pierde la posición por un trompo. El líder es Berger y Senna queda emparejado con Mansell con quien tendrá un duelo casi rozándose muy cerca a lo largo de la recta principal, rueda con rueda, casi tocándose las gomas y mirándose mutuamente mientras enfilaban la recta a más de 300 km/h y con el reto mutuo de ver quién frenaba más tarde. Finalmente es Mansell
Berger se tiene que retirar por problemas eléctricos y el nuevo líder es Mansell que no dejará esta posición hasta el final
quién coge la línea limpia y pasa. La lluvia volverá a hacer acto de presencia a media carrera, Berger se tiene que retirar por problemas eléctricos y el nuevo líder es Mansell que ya no dejará esta posición hasta el final. Senna quedará quinto y Mansell gana unos puntos de oro que dilapidará más tarde dejando el título para Senna.
1994 «La Beirut chicane»
Circuit de Barcelona Catalunya. GP de España 1994. La peligrosa Beirut chicane
Las muertes de Ratzenberger y Senna en Imola lo cambiaron todo. El siguiente gran premio fue en Barcelona y llegaba con la lógica tensión y crispación. Era evidente que había que hacer algo, y la FIA forzó cambios en los monoplazas. Para colmo Montermini (que pilotaba con fiebre), sustituto de Ratzenberger, se salió de pista a la entrada de la recta principal y el Simtek roto con los pies del piloto saliendo del frontal hizo pensar lo peor. Evacuado, acabó con varias fracturas. Finalmente la solución para evitar un boicot de los pilotos fue un zig-zag de neumáticos que la prensa bautizó como “Beirut chicane” que limitaba la velocidad de paso a 70 km/h en la parte del trazado conocido como curva Nissan. Los nervios estaban a flor de piel y Gerhard Berger, el único piloto amigo personal de verdad de Senna,
topó con el muro de neumáticos que él había propuesto y exigido. La primera vuelta de la carrera fue dramática para ver qué pasaba con la chicane, ¿provocaría un accidente? Los monoplazas se enfilaron uno a uno y pasaron. Schumacher salía como poleman y lideró la carrera por delante de Hill y Hakkinen, los dos luchando por la segunda posición. Repentinamente Schumacher fue perdiendo ritmo, siendo superado por Hill y Hakkinen. Su Benetton se quedaba bloqueado en quinta marcha. Al final un emocionado Hill le dedicaba su victoria a Senna mientras que Schumacher hacía segundo. La FIA sospechó algo pero no llegó a descubrir como funcionaba el software de los Benetton que permitía regular –entre otras cosas- el mapa del motor desde boxes.
1996 Schumacher, comienza otra leyenda
Circuit de Barcelona Catalunya. Michael Schumacher gana el GP de España de 1996
Cada circuito tiene momentos gráficos que recogen un momento emotivo vinculado por siempre jamás a la historia y este es uno de ellos con la primera victoria de Michael Schumacher con Ferrari en 1996 bajo una lluvia infernal. El alemán era la gran apuesta de la Scuderia para salir del pozo de la carencia de títulos y escasas victorias desde 1976 (el Mundial conseguido por Jody Scheckter), después de no resultar exitosas las apuestas por el ingeniero John Barnard, o los fichajes de Prost, Mansell, Alesi, etc. En los entrenamientos los dos Williams Renault con Hill y Villeneuve se sitúan en la primera línea.
El infierno desatado en pista se demuestra con que de veinte monoplazas que iniciaron la carrera acabaron seis: Schumacher, Alesi, Villeneuve, Frentzen, Hakkinen y Diniz. En el podio las lágrimas de Jean Todt, el actual presidente de la FIA, y entonces alma mater de la recuperación de Ferrari se confundían con la lluvia que todavía caía, con su mojado jersey de lana. La prensa italiana guardaba las dagas ante un piloto que había rodado 2,2 segundos más rápido que cualquier otro. Y muchos ferraristas pensaron – como siempre- que era flor de un día.
1997 Los precursores de Alonso
Hasta 1997 los aficionados del Circuito asistirán a un relevo de pilotos, añadiendo nuevas fotos a sus álbumes, dejando Senna, Mansell, Prost o Hill por nuevas promesas como Schumacher, Hakkinen, Irvine, Alesi o Barrichello. Empezará entonces un dominio de los McLaren-Mercedes con Mika Hakkinen seguido por una temporada de Ferrari y Michael Schumacher. Para los de casa contábamos con el añadido de dos pilotos RACC a partir de 1999: Marc Gené con Minardi y Pedro de la Rosa en Arrows.
Circuit de Barcelona Catalunya. De la Rosa-Gené, la nueva generación en el GP de España de 1999
2006 El primer español que gana en la F1
Se cumplía el 50 aniversario del Gran Premio de España y el Circuito hacía lucir sus instalaciones como nunca. La carrera acabada, era un alegre Fernando Alonso que hablaba así después de ser el primer español en ganar un Gran Premio de España: “Me he divertido muchísimo. He hecho 55 de las 65 vueltas al máximo. Más de lo que pensaba que podría dar yo y de lo que daba el coche”. El asturiano marcó la pole y quería derrotar a Schumacher fuera como fuera. A pesar de que Ferrari había recuperado terreno en los grandes premios anteriores, Alonso, Renault y Michelin parecían tener las claves para ganar en Montmeló. Y lo hicieron. Con dos paradas en boxes, Alonso pudo mantener la distancia sobre Schumacher. El alemán acabaría segundo por delante de Fisichella y Massa. Fueron 135.000 almas que pudieron decir que lo habían vivido.

Un año después ganará Massa y se inicia una estadística donde el Circuito no ha visto repetir un piloto como ganador hasta 2013 con Alonso. En la lista podemos leer Raikkonen, Button, Webber, Vettel y Maldonado.
Me he divertido muchísimo. He hecho 55 de las 65 vueltas al máximo
Circuit de Barcelona Catalunya. La alonsomanía en el GP de España 2005.
Circuit de Barcelona Catalunya. Alonso gana al káiser Schumacher en el GP de España 2006
2013 Alonso: una victoria que rompe estadísticas
La victoria de Fernando Alonso en 2013, como la de Fangio en 1951 en Pedralbes, fue de pura estrategia y conducción al límite. Y demostró que para ganar en Barcelona no se requiere salir de la pole. Una estadística borrada para siempre. El sábado, acabada la Q3, los Mercedes de Rosberg y Hamilton monopolizaban la primera línea de la parrilla. Alonso conseguía el 5º mejor tiempo, por detrás de los dos Mercedes, y de Vettel y Raïkkönen. Con Felipe Massa al lado del asturiano. Ante la prensa y con una media sonrisa dijo "habrá que ganar dos o tres posiciones en la salida y después progresar gestionando las paradas a boxes, cuando empiecen a degradarse los neumáticos”. Sus palabras quedaron en el olvido, como una frase hecha más para dar contenido a la prensa. Pero Alonso tenía una idea en la cabeza y sorprendió a todo el mundo. Estudió la salida de la GP2, donde Stefano Coletti salió de la quinta posición y se situó líder en la primera curva por delante del poleman Jhonny Cecotto. Alonso lo vio claro y decidió hacer una salida diferente a la del resto de pilotos, más preocupados para taparse mutuamente que para elegir una trayectoria propia. Alonso ahorró kers, para activarlo más adelante y hacer un adelantamiento nunca visto en el circuito, en el exigente y delicado curvone, a Hamilton y a Räikkönen. En carrera superaría
a Vettel en la primera parada del alemán y vueltas más tarde se desharía de un desconcentrado Rosberg. Ferrari había conservado los neumáticos ya en la clasificación. Con cuatro paradas en carrera previstas, aguantando los neumáticos y manteniendo un frenético pero constante ritmo, Alonso se puso líder en la vuelta 13 que no abandonaría hasta el final. Y reaccionó fríamente al susto de saber que la rueda posterior izquierda perdía presión, avanzando la parada a boxes.

Aquel día también hablamos en casa pero pudimos ver la carrera repetida en HD, consultar las fotos on-line, escuchar las declaraciones en numerosas webs y reenviar unos cuantos tuits con comentarios y fotos. La revolución de Internet ya forma parte de nuestras vidas pero no hay nada como vivir un gran premio en directo en una gran instalación como el Circuito de Barcelona-Cataluña, el único trazado en España que obtuvo el premio a la mejor organización en 2003 y que sus instalaciones en accesos, lavabos, tribunas y visión de la pista han sido validados con una media de notable por los asistentes, y que con la suma de la oferta de la ciudad de Barcelona es la preferida de las agencias de viaje internacionales.